Un estudio del Foro de Generaciones Interactivas concluye que las redes sociales no sólo no aíslan a los jóvenes, sino que sirven de factor socializador. Eso sí, a costa de evidentes riesgos y un exceso de tiempo empleado para ello.


Lejos de condenarlos al aislamiento, las redes sociales contribuyen a la socialización de los menores de edad, a que se relacionen más con su entorno cercano, sus conocidos y amigos. Y aunque su uso conlleva riesgos, y ellos lo saben, los asumen, ya que son también muchas las ventajas y oportunidades que ofrecen.

Éstas son algunas de las conclusiones del estudio Menores y redes sociales, presentado en Madrid y elaborado a partir de una muestra representativa de casi trece mil chicos y chicas de entre seis y dieciocho años, de setenta y ocho centros educativos de toda España.


Usuarios avanzados

El estudio sociológico concluye que más de una tercera parte de los jóvenes internautas españoles menores de edad ha publicado y administra un perfil en una red social (Tuenti es la preferida), y un 35% tiene más de uno, lo que les convierte en usuarios avanzados de esta herramienta de comunicación. Una herramienta que ese 70% de internautas que no han cumplido los dieciocho años y que son usuarios habituales de redes sociales emplean para “afianzar sus relaciones sociales reales”, si bien les resta tiempo para emplearlo en actividades de ocio tradicional, destaca el estudio, del que son autores Xavier Bringué y Charo Sádaba, de la Universidad de Navarra.
El Foro de Generaciones Interactivas, organización que promueve el uso responsable de las nuevas tecnologías, para que hagan “mejores a las personas”, y que preside Iñaki Urdangarín, duque de Palma y esposo de la infanta Cristina, ha apoyado que el estudio se lleve a cabo.

Urdangarín, que presidió el acto de presentación, destacó la necesidad de trabajar para que las nuevas generaciones usen las tecnologías del siglo XXI “con libertad pero también con responsabilidad”.


Los riesgos de las redes

Los jóvenes españoles que se mueven como pez en el agua por la red son conscientes de las oportunidades que les ofrecen las redes sociales, pero también de los riesgos que conlleva abusar de ellas.

Así, frente al 65% de no usuarios que no encuentra peligros en internet, sólo el 40% de los usuarios avanzados cree que “está exenta de riesgos”. El 22% de estos últimos tiene hábitos más expuestos, como colgar cualquier foto o vídeo.
Los autores del estudio aprecian más riesgos en Messenger, que aunque “ha quedado desplazado por la llegada de las redes sociales, todavía es una herramienta con cierta popularidad” entre los menores de edad. 

Este instrumento de comunicación instantánea en la red permite “conductas de riesgo”, como agregar a desconocidos a la lista de contactos, y todo contacto “implica una posible relación”, advierten.

Los chicos arriesgan más que las chicas al usar las redes sociales, “arrojan los resultados más elevados en todas las conductas que suponen aventurarse a veces en exceso”, y disfrutan más haciendo amigos desconocidos, relacionándose con ellos y, lo más preocupante, “dando información sobre sí mismo a través de sus perfiles”. “Los usuarios (destaca el estudio en sus conclusiones) habitan un escenario que presenta oportunidades y peligros a partes iguales y asumen algunos riesgos, en parte debido también a que son adolescentes”. En cualquier caso, “la edad actúa como elemento moderador de las actitudes y los comportamientos más radicales”. Se ha estudiado también cómo influye en el rendimiento escolar el uso abusivo de las redes sociales, poniéndose de manifiesto, “una vez más”, la paradoja oportunidad-riesgo.


El factor tiempo

Así, un 70% de los usuarios avanzados utiliza la tecnología como apoyo para el estudio o las tareas escolares, si bien un 40% reconoce que entrar en Tuenti, Facebook u otra red social “afecta al tiempo dedicado a estudiar”. El uso intensivo, además, disminuye el tiempo que podría dedicarse a otras actividades de ocio más tradicionales. Un ejemplo: mientras que el 21% de las chicas no usuarias confiesan que sólo leen los textos obligatorios de clase, la cifra se incrementa hasta el 31% entre las usuarias avanzadas.
Los menores más entusiastas con las redes sociales viven en hogares bien equipados tecnológicamente, muestran una mayor tendencia a visitar y compartir contenidos a través de la red y presentan una mayor faceta creadora en ella, bien sea compartiendo fotos o vídeos; bien, en un nivel más elevado, teniendo una web o un blog propio. El 80% de los usuarios de redes sociales menores de edad consideran que internet “es útil, ahorra tiempo y facilita la comunicación”, y superan en un 20% a los no usuarios en cuanto a posesión de teléfono móvil propio.
El uso de las redes sociales por menores “es cierto” que intensifica los conflictos familiares (casi siempre por el tiempo empleado, que los padres suelen encontrar excesivo), pero también, recalca el informe, ha traído consigo “una mayor sensibilización de padres y madres hacia el uso correcto de las pantallas o un mayor grado de conocimiento de su potencial o de sus riesgos”.

Publicado por  en Martes, febrero 8th 2011  
Font: http://www.educablogs.org/noticias/2011/02/08/ventajas-y-riesgos-de-las-redes-sociales/